Llega el frio.

Vinieron a tomar las aguas.

Cuentan las leyendas que antiguamente una de las rutas para entrar en Galicia era seguir el río Xares, esto es, entrar por Porto, en Sanabria y cruzar a Ponte en A Veiga, de ahí a Requeixo (As de fijarte que en todas las salidas de Galicia hay un Requeixo y hacer noche en A Alberguería (hoy sumergida por el embalse de Prada) para bajar luego hasta el paso de Portomourisco y entrar desde ahí en las tierras bajas de Valdeorras.

En esa ruta hoy olvidada se has quedado atrás formas de vida típicas de del camino, como la que fue posada de mi familia (una "parada") el propio pueblo de Alberguería, ferrerías, etc...

Cuentan también las leyendas que ese camino pudo ser un atajo para peregrinos en el que solo la suerte hacía que llegaras sin problemas a Sarria ya que era grande el número de ladrones y maleantes que podían encontrarse por estos caminos.

Cuentan esas mismas leyendas que a principios del s. XX un loco visionario "con influencias en Las Cortes de Madrid" se estableció en un punto del margen izquierdo del río y fundó "Aguas medicinales de Santo Tomé de Beto de Monzón", popularmente "Balneario Monzón".

Cuentan que D. Emilio (así se llamaba) era un artista capaz de hacer "pesos de plata" exactamente iguales que los auténticos que metía en una olla que está enterrada en los alrededores.

Al parecer en los años setenta se encontró una maleta con documentos en alemán y simbolos fascistas.

Otra curiosidad de D. Emilio es que consiguió que Madrid de concediera una carretera hasta el balneario pero D. Emilio murió y la carretera "Se dió por hecha".

Todo esto para recomendar este trabajo de albergueria.es


Entradas populares de este blog